Tristán vino junto con Eire, Sofía y Chifler, todos ellos cedidos por el que era su dueño.

Tristán es un poco tímido con las personas al principio, aunque no la consideramos miedosa, pero cada día va mejorando. De hecho, se pega a otros galgos más sociables y eso le ayuda a acercarse a los voluntarios. Con los demás perros del refugio no tiene ningún problema, puede compartir su tiempo y espacio tanto con machos como con hembras.

Nuestro precioso Tristán están esperando formar parte de una familia . ¿Quieres que sea la tuya? ¡Adopta a Tristán! Escríbenos a  adopcionesesp@gmail.com.