Paz vino desde Sevilla junto con Nicolás, Belén, Natividad, Natalia, Estrella y Angelica.

Al principio de llegar al refugio Paz se mostraba miedosa y tímida con los voluntarios, pero poco a poco con paciencia, mucho cariño y sus compañeros perrunos, cada día confía más en nosotros. Sabemos que cuando llegan con algún tipo de miedo, se trata de un proceso largo y de mucho trabajo, pero Paz lo está haciendo de maravilla y en poco tiempo ha mejorado muchísimo, sólo es cuestión de trabajar un poco con ella. Con los demás perros del refugio no tiene problemas, al contrario, tiene un carácter noble y tranquilo.

Paz necesita paciencia, mucho amor y un empujoncito de confianza para ser completamente feliz. ¿Quieres ayudar a esta preciosidad? Escríbenos a adopcionesesp@gmail.com. ¡Adopta a Paz!