Reportaje hecho por FTV sobre nuestro evento en el parque Guau Guau de Fuengirola (16 julio)
22 julio, 2016
COPITO
28 julio, 2016

Hasta siempre, Apolo.

Apolo,  un galgo precioso y bueno fue abandonado como tantos otros. Galgos en Familia lo acogió en su refugio. Tenía un título de leishmania altísimo y con el riñón afectado por ello. Aun sabiendo esto lo acogieron Nerea y su marido, voluntarios de Galgos en Familia. Esto fue hace dos años y medio. Al tiempo adoptaron a Apolo porque se habían enamorado de él.  No escatimaron en cuidados y gastos veterinarios y Apolo cambió de ser un perro esquelético a una belleza increíble. Todo gracias a los incansables cuidados de sus dueños. Sin ello Apolo hubiera muerto hace tiempo. Estuvo varias veces ingresado. Hace unas semanas que empezó a ir mal. Lo ingresaron con insuficiencia renal grave. Se intentó de todo pero el cuerpo de Apolo ya no podía más.

Hoy se ha ido,  rodeado del amor que disfrutó desde que esta familia lo acogió.  Tanto Nerea y su marido como Apolo han luchado hasta el final. El disfrutó de una vida plena con ellos que nunca se pudo imaginar el tiempo que estuvo con su galguero. Todo gracias a esta familia fantástica. Os doy las mil gracias por haberlo querido tanto. No hay palabras para expresar mi gratitud. Mucho ánimo familia. Que descanses en paz Apolo y que sepas que todos te queremos y te echaremos mucho de menos.

Vera y todo el equipo de Galgos en Familia.